Ventajas en la Construcción con Perfiles de Acero

1573
Perfiles de Acero Estructural

Las ventajas de la utilización del acero en las estructuras frente a otros materiales tradicionales son muchas. Aunque algunas ya se han mencionado, resulta interesante realizar un compendio de las más importantes.

Prefabricación

En primer lugar, la posibilidad de prefabricar en secciones o partes, todos o algunos de los elementos que componen la estructura es una ventaja enorme. Esto permite, por una parte, solapar los plazos de ejecución de las infraestructuras con los de prefabricación en taller, acortando el plazo global.

Por otra parte, la realización del máximo trabajo en taller, ejecutando en él todas las soldaduras necesarias y dejando todos los elementos dispuestos para su ensamblaje en obra mediante uniones atornilladas, garantiza un estricto control de calidad, reduciendo en gran medida el posible fallo humano y el eventual efecto negativo del frío, el viento y la lluvia en las operaciones de soldadura.

Asimismo, se consigue una gran rapidez de montaje en obra, limpieza en su ejecución y exactitud dimensional.

Gran resistencia y Grandes luces

La capacidad resistente del acero, permite su utilización en estructuras de grandes luces para la consecución de plantas diáfanas, resultando más ligeras y esbeltas que las que se consiguen con otros materiales.

Debido a ello, los elementos auxiliares de montaje necesarios, que pueden llegar a ser determinantes en edificios de gran altura o de difícil acceso, resultan más económicos.

Secciones Reducidas

Debido a su ligereza y a las reducidas secciones necesarias para un mismo edificio frente a otros materiales, el aprovechamiento del espacio es máximo, posibilitando además el ocultamiento/disimulación de la estructura en fachadas, tabiquerías, forjados; consiguiendo espacios limpios.

Adaptabilidad

Las estructuras de acero pueden adaptarse a cualquier solución estructural deseada por el proyectista/ingeniero/constructor, por medio de entramados rígidos o articulados. Esto hace que la adaptación al tipo de terreno/estructura portante sea muy flexible.

En terrenos con posibilidad de futuros asentamientos, las soluciones articuladas se comportan mejor. Igualmente, es posible amoldar y se adapta cualquier distribución en planta.

Ensamblaje con otros elementos

Una gran ventaja es la sencillez que presenta el ensamblaje de elementos no estructurales y la calidad de su ejecución, fundamentalmente de los elementos que conforman la piel del edificio, como son los materiales de fachada y las carpinterías.

Igualmente presenta gran facilidad para combinar con cualquier tipo de forjado, comportándose especialmente bien con los formados por chapa nervada colaborante y con placas prefabricadas aligeradas.

La opción de dejar la estructura vista, puede contribuir a dotar de personalidad al edificio.

Reducción de costos

Los factores económicos que pueden resultar determinantes en la elección del tipo de material estructural, ayudan también a decidirse por el acero. Como dato orientativo, el costo de la estructura en un edificio de oficinas viene a suponer entre un 5 y un 10% del costo total, incluyendo las instalaciones auxiliares.

A la similitud de precios que presentan las estructuras de acero con las de otros materiales constructivos, hay que añadir un factor fundamentas: la rapidez de ejecución de las estructuras de acero que, garantizada por un correcto plan de obra, conlleva un ahorro en los costes financieros de Ja construcción.

Igualmente, su mayor bajo peso estructural, implica una disminución en el costos de las fundaciones.

Facil de Remodelar/Reformar/Reelaborar

En último lugar cabe citar que la estructura de acero admite reformas posteriores a la construcción del edificio, realizables con relativa sencillez. También debe anotarse que el acero es un material reciclable, conservando, por tanto, siempre cierto valor, y que no genera residuos contaminantes.